Negocio franquicias

Franquicias: 10 Consejos para Emprendedores

Después de más de año y medio de vida de este blog sobre negocios, parecía un poco raro que no hubiese dedicado ningún artículo a un modelo de negocio tan extendido y, muchas veces, de éxito, como es la franquicia, así que decidí que no debería faltar este tipo de negocio en el blog y, con la intención de  no caer en meras definiciones de las que podemos encontrar cientos haciendo una búsqueda en Google, a principios de noviembre se envió una encuesta anónima a más de medio centenar de franquiciadores y franquiciados como preparación previa a este artículo, en la que se les pedía que, basándose en su experiencia, ofreciesen sus consejos a emprendedores que estuviesen valorando la conveniencia de crear su negocio a través de una franquicia. El resultado fue la grata sorpresa de recibir un alto porcentaje de respuestas, 36 exactamente (de 57 peticiones),  y un gran número de consejos, de los cuales se extractan en este artículo los diez que más veces se repiten, y que son los que siguen:

1º.- Valora tu idoneidad para ser un franquiciado. 

Ser propietario de una franquicia no es lo mismo que abrir tu propio negocio. Cuando compras una franquicia te conviertes en parte de una organización más grande y, por tanto, debes respetar sus reglas y mantener su imagen. Las franquicias son un negocio ya probado, funcionando en otras áreas geográficas, y en el que es muy difícil introducir cambios en su funcionamiento, o conceptos de negocio personales. Para muchos emprendedores esto puede suponer un inconveniente. Debes estar seguro de que serás capaz de asumir como propias las directrices impuestas por el franquiciador.

2º.- Haz una investigación del producto o servicio que vas a ofrecer como franquiciado.

Necesitaras tener un amplio conocimiento de lo que estás vendiendo, pues es la mejor forma de que te sientas cómodo haciéndolo.

3º.- Asegúrate de conocer todos los gastos necesarios para poner en marcha tu franquicia.

Necesitarás un presupuesto detallado de todos los costes en los que tendrás que incurrir para iniciar y desarrollar tu negocio, y no hablamos solo de los costes de arranque de la actividad, sino que también tendrás que tener en cuenta los de operación y mantenimiento durante los primeros años.

En este apartado también te recomiendo que cuentes con los servicios de un banco que tenga una sección especializada en franquicias, que conozcan las características especiales de este tipo de negocios, y que puedan apoyarte con soluciones financieras adecuadas para tu franquicia. Por poner un ejemplo, al menos en España, es una opción muy interesante BS Franquicias del Banco de Sabadell.

 4º.- Habla con otros franquiciados.

Aprende de la experiencia de otros emprendedores que decidieron ser franquiciados de la misma enseña en la que tú estás interesado. Su opinión y consejos pueden ser muy importantes para ayudarte a tomar decisiones.

5º.- Utiliza un asesor externo.

Hay asesores y empresas dedicadas a analizar oportunidades y rentabilidades de franquicias, considera la posibilidad de contratar sus servicios antes de convertirte en franquiciado.

6º.- Imprescindible: Una buena asesoría legal

Busca un abogado o asesor especializado en franquicias y que sea él quien revise el contrato de franquicia antes de firmarlo, así podrás evitar cláusulas que puedan ser perjudiciales para ti, o decidir si, finalmente, lo que el franquiciador expone en el contrato es lo mismo que había ofrecido verbalmente.

7º- Exige todo por escrito.

Todas las promesas del franquiciador deben estar por escrito. Que te digan, por ejemplo, que te garantizan el retorno de tu inversión en un plazo de doce meses, no tendrá más valor que el meramente publicitario si esa afirmación no queda reflejada en ningún documento.

8º.- Haz un análisis de oportunidad de la franquicia.

Un análisis FODA – Fortalezas (factores críticos positivos con los que se cuenta), Oportunidades, (aspectos positivos que podemos aprovechar utilizando nuestras fortalezas), Debilidades, (factores críticos negativos que se deben eliminar o reducir) y Amenazas, (aspectos negativos externos que podrían obstaculizar el logro de nuestros objetivos) – te será de gran ayuda.

9º.- Realiza tu propio análisis de mercado.

Hazlo independientemente del facilitado por la marca, tendrás que invertir algo más de tiempo y dinero, pero los resultados serán, con seguridad, más realistas.

10º.- Desarrolla un plan estratégico.

Crea un plan estratégico teniendo en cuenta elementos como los recursos, el capital, el tiempo, las comunicaciones, el márketing, etc. que necesitarás para asegurar el éxito de tu empresa.

—> Si este artículo te resulta interesante comparte con tus redes <—
—> Si quieres añadir, corregir o debatir algo… Utiliza los comentarios <—

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies