Desarrollar sitios web sigue siendo negocio

Hoy tenemos la impresión de que todas las empresas tienen ya su sitio en Internet, pero, en realidad, no es así. Es verdad que casi la totalidad de las grandes empresas tienen presencia en la red, pero no ocurre lo mismo con las pequeñas empresas.

Según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística español (INE) en junio de 2011, el porcentaje de empresas con acceso a Internet que disponían de página web propia era del 67% – este porcentaje crece hasta el 92,4% si hablamos de empresas de más de 250 trabajadores -. Por tanto, una de cada tres empresas todavía no tiene presencia en Internet, de ellas la mayoría empresas con menos de 10 trabajadores.

Como ves, si tienes conocimientos suficientes como para desarrollar una página web, un blog o una tienda online, el mercado sigue siendo lo suficientemente amplio para que hagas de ello tu negocio y encuentres un hueco en el mismo. Y si no los tienes pero estás interesado, formarte para poder llevarlo a cabo no te llevará más de dos o tres meses, solo es cuestión de que busques algún curso, presencial o a distancia, que trate única y específicamente, sobre el desarrollo de páginas web, ya que, gracias a los avances en software, ya no es necesario conocer complejos lenguajes de programación para hacerlo.

El gran problema con el que tropiezan las pequeñas empresas a la hora de plantearse la creación de su sitio en Internet es económico, las empresas que desarrollan contenido suelen tener precios elevados, tanto para el diseño, como para el mantenimiento, ya que “adornan” su oferta con cantidad de extras que, en muchas ocasiones este tipo de empresas no necesitan, al tiempo que tienden a olvidarse de temas mucho más importantes, como la frecuencia de las actualizaciones. Para la gran mayoría de ellas sería suficiente pequeños sitios web o blogs correctamente gestionados y con actualizaciones frecuentes.

Este tipo de sitios no requieren de grandes conocimientos de programación, y muchas veces pueden desarrollarse en un solo día, o menos, y actualizarse dedicándole menos de una hora semanal. Con lo cual es posible ofertar precios realmente competitivos y captar una gran cantidad de clientes que siguen pensando que mantener presencia en la red no está a su alcance y no es una de sus prioridades. Un número elevado de clientes, aún cuando los precios sean económicos, pueden hacer que obtengas unos ingresos mensuales interesantes.

Por otro lado, a los ingresos obtenidos con la actividad de desarrollar páginas web o blogs para otros, puedes sumarles un porcentaje de la contratación del dominio y del hosting, ya que las empresas de registro de dominios y alojamiento web tienen programas de afiliados de los que puedes obtener un beneficio.

Conseguir que se reduzca ese 33% de empresas sin presencia en la red, es una buena oportunidad de negocio, pero no solo para ti, sino también para las empresas que, con una pequeña inversión, empiecen su andadura en Internet y, me atrevería a decir, que para todo el sistema.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies